Número de visitas

martes, 14 de marzo de 2017

Pillorian - Obsidian Arc

Black Metal

Trás la separación de Agalloch John Haughm nos presenta el debut de su nueva banda, Pillorian. Parece que John Haughm quería que Agalloch girase más y ensayara más, mientras que los demás al tener otras ocupaciones no podían dedicar tanto tiempo ni tener a Agalloch como la máxima prioridad en sus vidas. Haughm estuvo a punto de seguir con el nombre de Agalloch junto a nuevos miembros, pero al final la formación como tal estará separada por ahora de manera definitiva. La otra parte de Agalloch con Don Anderson tendrá dentro de poco nueva música, el grupo se llamará Khôrada y veremos porque derroteros se mueve.

Centrándonos en Pillorian decir primero que tiene alguna similitud con el sonido de Agalloch, más bien son pequeños detalles en algunas canciones ya que por lo general su música se basa en un Black Metal de corte moderno con fuerte carga melódica y sobre todo más crudo. Hay guitarras acústicas y voces limpias que nos traen el recuerdo de su anterior banda pero por lo general la rabia y la fuerza de la batería y las guitarras nos demuestran una violencia sonora que no estaba presente en Agalloch, la manera de cantar de Haughm es también más fiera que antaño y por lo tanto más acorde con este estilo.

Quizás de primeras el disco no sorprende por mostrarse algo estándar pero luego se va descubriendo que atesora una gran calidad. By The Light Of A Black Sun es el comienzo y vemos esas similitudes con algunas guitarras acústicas al principio y también en segundo plano, pero donde todo se va volviendo más violento y los blastbeats van apoderándose poco a poco de la canción. También hay algún toque atmosférico como al final de la canción que de nuevo nos vuelve a recordar a que banda pertenecía Haughm.

Con un majestuoso comienzo nos recibe Archaen Divinity que poco a poco se va volviendo más melódico y tira del black más rápido y dañino. Sorprende y a la vez se agradece que Haughm no se haya dedicado simplemente a copiar a su banda madre pero que a la vez haya aportado nuevos matices que le den personalidad propia. The Vestige Of Thorns es uno de los mejores temas, de nuevo con esa mezcla entre atmosférico y melódico que le da al sonido un aire entre maligno y misterioso y donde Haughm canta de manera limpia esta vez en algún momento.

Forged Iron Crucible entra a piñón, con ritmos veloces que se entremezclan con arpegios acústicos que le dan un aire muy característico y es aquí donde el disco empieza a ganar y a ganarnos. Muy buenas esos acordes blacker que se alternan con las típicas guitarras a tope de tremolo. Lo mismo que con A Stygian Pyre que enlaza de manera perfecta con The Sentien Arcanum, interludio que se sucede con el último tema, Dark Is The River Of A Man, la canción más Agalloch de todas, con voces limpias y más pasajes acústicos, lenta y solemne que termina el álbum por todo lo alto.

Muy buen debut que promete y apunta muy alto y aunque dé pena que una banda con tanta calidad como Agalloch lo haya dejado quizás los fans hayamos ganado otros dos grupos que si por lo menos no llegan a cotas tan innovadoras por lo menos nos augurarán seguro grandes momentos. Este es el primero.

-Lo mejor: Un paso hacía delante con guiños a su pasado.
-Lo peor: Su sombra de nostalgia.

NOTA: 8

Tracklist:

1. By The Light Of A Black Sun (08:23)
2. Archaen Divinity (06:44)
3. The Vestige Of Thorns (08:45)
4. Forged Iron Crucible (07:08)
5. A Stygian Pyre (05:07)
6. The Sentient Arcanum (02:43)
7. Dark Is The River Of Man (09:31)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada