Número de visitas

lunes, 27 de noviembre de 2017

Amenra - "Mass VI"

Post Metal

"Agonía hecha música"

Casi dejo pasar el nuevo álbum de los belgas Amenra y es quizás sea porque últimamente me he desmarcado algo del estilo. Pero como siempre digo yo soy de grupos no de estilos musicales. Así que tras ver el genial vídeoclip hecho para el tema A Solitary Reign me dije a mi mismo que tenía que darle una oportunidad y me alegro de que haya valido la pena.

La música de Amenra poco ha cambiado durante toda su carrera y eso es a la vez lo bueno y lo malo. Expertos en generar extensas canciones donde predomina el post metal más experimental, opresivo y agónico si no te gustan la cosa no creo que vaya a cambiar mucho con este disco. Eso sí, destacar que con respecto al anterior aquí meten más pasajes calmados, de corte más ambiental con voces lentas y susurradas, significando una pequeña apertura en su música. Mucho quizás haya tenido que ver el directo que publicaron el año pasado de corte acústico y que contaba con una versión del Parabol de Tool.

El redondo se abre con Children Of The Eye y esos riffs lentos pero con cierta melodía, donde los cambios se suceden con calma y se incluyen ya esos pasajes más calmados, más tranquilos que ofrecen como decía un contrapunto muy interesante. La verdad es que son buenísimos a la hora de sonar desesperados y capaces de comunicar al oyente el dolor que quieren transmitir. Un interludio anecdótico da paso a un muro de guitarras que se construye en base a Plus Pres de Toi (Closer To You) donde usan recursos muy parecidos a Neurosis, metiendo esas notas disonantes que crean todo una oscuridad envolvente.

Spijt es otro interludio, pero mas curioso, ya que el grupo si que toca (el anterior eran simplemente unas palabras recitadas) hasta que acaba en seguida y da paso al para mí mejor tema del disco, un magnífico A Solitary Reign donde la banda da rienda suelta a esos pasajes más tranquilos que ya he comentado pero ensamblados con la fuerza de las guitarras y el sonida más extremo. Ideal para escucharla con unos buenos cascos en una habitación con poca luz. 

El cierre llega con Diaken, del estilo de la anterior canción pero ligeramente diferente en su estructura, donde las partes calmadas se alternan con las metaleras, no se funden como en el anterior. Genial sus últimos minutos cuando parece que la canción va a terminar hasta que entran unas notas limpias de guitarra que vuelven a desembocar en el dolor más profundo, de ese que llega al alma. 

Tened mucho en cuenta a este grupo, que sin apenas hacer ruido y bajo el abrigo de Neurot Recordings va poco a poco haciéndose un hueco en este tipo de bandas que se llama de culto, de estas que quedan enterradas (una pena) pero que acaba revalorizándose con el tiempo. Os animo a ver un directo de ellos en YouTube para que veáis la elegancia y clase que tienen... bueno, aquí os lo pongo mejor!

-Lo mejor: Unas canciones que fluyen de manera natural.
-Lo peor: No cambiarás tu opinión respecto a ellos.

NOTA: 7,5

Tracklist:

1. Children Of The Eye (09:41)
2. Edelkroone (00:23)
3. Plus Pres De Toi (Closer To You) (08:40)
4. Spijt (01:59)
5. A Solitary Reign (09:04)
6. Diaken (11:04)



  




domingo, 26 de noviembre de 2017

Coverge - "The Dusk In Us"

Chaotic Hardore/Metal

"Furia en la oscuridad"

Otro regreso esperado después de su anterior All We Love We Leave Behind de 2012, una larga espera para todos sus seguidores y es que como ellos mismos decían en una entrevista, cada vez les cuesta más a todos sus componentes encontrarse satisfechos cuando componen nueva música. No me enganchó demasiado su anterior disco, creo que quizás no le dí demasiadas oportunidades, posiblemente como muchas veces me pasa, saturado ante la avalancha de novedades; así que tengo la obligación de recuperarlo en un futuro, al igual que las anteriores entregas.

Este nuevo disco de Coverge creo que recoge perfectamente todas las facetas de la banda, suenan más abrasivos y sobre todo tocan más rápido que nunca mezclando a la perfección ese caos controlado y haciendo que todos los intrumentos estén al servicio de sonar potentes y contundentes. Pero también hay espacio para la calma, para la introspección más oscura  y para una rabia contenida.

Una producción cruda pero muy pulida para unos temas que se mueven entre melodías desenfrenadas y furia metalera, ahí tenemos el primer tema, A Single Tear que es una muestra de ello, con Jacob desgañitándose en cada palabra pero en el que también usa esa especie de registro limpio, menos corrosivo. Los primeros minutos la verdad es que suenan espectaculares, siguiendo la senda en Eye Of The Quarrel demostrando que la experiencia es un grado y que cuando se ponen bestias pocos les hacen frente.

Me encanta el comienzo de Under Duress y ese bajo profundo, aplastante que aún me sigue conmocionando cada vez que lo escucho. Genial que la producción haga tanto hincapié en la parte rítmica. También me sigue pareciendo increíble como son capaces de condensar tantos cambios de ritmo y variedad en canciones de poca duración como son los casos de Broken By Light y Cannibals, donde aceleran la máquinas más que nunca, acercándose casi a la velocidad de unos Slayer "hardcorizados", riffs casi thrasers, una batería a cañón y un Jacob que de nuevo se le va la vida con cada frase.

Tampoco olvidemos los temas que se salen de la norma, como el que da título al disco, lento y decadente, solo interrumpida esa calma en su parte final. Thousand Of Miles Between Us es otro ejemplo de estos temas que suenan incluso algo más melódicos también que el resto.

Otro muy buen álbum de Converge que se les ha notado en este disco con unas energías renovadas, que demuestran que les quedará el tiempo que ellos mismos consideren oportuno. Pero ya sobre todo esto es un aviso muy serio para que no nos olvidemos de ellos, que a los mayores no hay que jubilarlos tan pronto.

-Lo mejor: Muestra muy fielmente todas las caras de la banda.
-Lo peor: Que cueste sobreponerse al huracán que significa el disco.

NOTA: 8

Tracklist:

1. A Single Tear (03:59)
2. Eye Of The Quarrel (02:15)
3. Under Duress (03:42)
4. Arkhipov Calm (02:53)
5. I Can Tell You About Pain (02:23)
6. The Dusk In Us (07:23)
7. Wildlife (02:29)
8. Murk & Marrow (03:01)
9. Trigger (03:33)
10. Broken By Light (01:46)
11. Cannibals (01:16)
12. Thousand Of Miles Between Us (04:42)
13. Reptilian (04:33)


jueves, 23 de noviembre de 2017

Trivium - "The Sin And The Sentence"

 Metalcore/Thrash/Heavy Metal

Parecía que a Matt Heaffy y sus Trivium había que darles por perdidos. Tras su anterior Silence In The Snow que sin ser mal álbum se hacía bastante monótono y parecían más preocupados en las líneas vocales de Matt que quería esta vez más cantar que gritar. Fue un buen intento pero acababa haciéndose aburrido y era un álbum en el que era muy fácil desconectar y de estos que no apetece volver a ponérselos.

Pero esto señoras y señoras es un golpe en la mesa, toda una declaración de intenciones, de volver a situarse en el lugar que siempre han reclamado y quitarse lo de eternas promesas sobre todo por álbumes muy irregulares, que no llegaban a ser malos pero pecaban a veces de relleno o de no saber muy bien a donde se dirigían (el ya nombrado Silence In The Snow o Vengeance Falls). Aunque discos como Ascendancy, The Crusade (este es una debilidad) y Shogun llegan al sobresaliente. A los Trivium de álbumes como estos eran a los que echábamos de menos.

Desde la primera nota de este álbum ya vemos que todo ha cambiado con respecto al anterior. La voz de Matt suena poderosa en todos sus registros, en el melódico y en el gutural y llena de épica las composiciones. Líneas melódicas dobladas de guitarras, solos de asombrosa técnica, estribillos para corear con el puño en alto y una batería que sobresale por su técnica y por su pegada, donde el nuevo fichaje Alex Bent está que se sale en cada uno de los temas.

Es un disco para escuchar de principio a fin aunque evidentemente hay temas que ya podrán considerarse como nuevos clásicos, el mismo que da título al álbum, The Sin And The Sentence que abre por todo lo alto, con cambios de ritmo y una complejidad que de nuevo volvía a echarse en falta. Estribillos hay muchos y muy brillantes, a mí me encanta el de The Heart From Your Heart que suena emocionante y memorable, se clava a fuego en la memoría y lo bueno es que lo hace sin olvidar la velocidad y la contundencia.

También temazos a la altura de sus mejores obras, ese Sever The Hand y su equilibrio entre caña y melodía, esos coros que nos animan a mover la cabeza y desde ahora la ya inolvidable parte de esos coros que nos ponen los pelos de punta diciendo "Life burns me alive!". El que le precede, Beauty In The Sorrow es el contrapunto melódico al anterior con unas líneas melódicas a la voz muy adictivas y con muy buen hacer también a las guitarras.

Hay más canciones disfrutables (¿todas?) pero analizarlas todas sería escribir un testamento y mejor siempre las críticas cortas (¡aunque esta no lo sea!) y además si aún no lo habéis escuchado, cosa que dudo, dejad de perder el tiempo porque a este paso este disco acabara también en mi lista de lo mejor del año y eso es algo que no me esperaba lo más mínimo. 

-Lo mejor: Han vuelto a sobreponerse a lo que parecía una carrera en descenso.
-Lo peor: Esta vez se han puesto el listón muy alto.

NOTA: 9

Tracklist:

1. The Sin And The Sentence (06:23)
2. Beyond Oblivion (05:16)
3. Other Worlds (04:49)
4. The Heart From Your Hate (04:03)
5. Betrayer (05:27)
6. The Wretchedness Inside (05:31)
7. Endless Night (03:38)
8. Sever The Hand (05:25)
9. Beauty In The Sorrow (04:31)
10. The Revanchist (07:17)
11. Thrown Into The Fire (05:29)


miércoles, 22 de noviembre de 2017

Wolves In The Throne Room - "Thrice Woven"

Atmospheric Black Metal

"Bienvenidos"

Otro regreso esperado este año, tres años del denostado Celestite, donde el grupo dio rienda suelta a su parte más ambient y fue duramente criticado. A ver, yo creo que como experimento no estuvo mal e incluso discos como ese sirven para que la banda dé rienda suelta a su creatividad haciendo que el grupo aprenda y puede diversificar sus ideas.Está claro que aburrió y sirve más ponerlo de fondo sin prestar mucha atención, pero no va de eso la música ambient? Creo que los temores más justificados iban por la parte de si el grupo abandonaría definitivamente el Black Metal para centrase en esta etapa o sería un paréntesis.

Afortunadamente fue un paréntesis y aquí tenemos de nuevo a los reyes. Born From The Serpent´s Eye y su barroca introducción (un arpa?) desemboca en una amalgama de épicos riffs, más acelerados unos con otros y donde tenemos de nuevo ese doble bombo a la batería que tanto echamos de menos. Las melodías vuelven a estar también muy presentes, respirando oscuridad por todos sus poros. También vuelven a estar presentes esos pasajes atmosféricos y ambientales, con voces femeninas y que tanto recuerdan a Celestial Lineage. Quizás el único punto que no me llega a convencer pues podrían haber probado otra cosa, sin embargo cuando vuelven a entrar con esas melodías grandiosas casi se les puede perdonar.

El mejor tema del disco, The Old Ones Are With Us donde hace acto de presencia el Neurosis Steve Von Till que introduce unos arpegios de guitarra acústica y su cavernosa voz para dotar a la canción de un sabor pagano y místico. Aquí los arreglos atmosféricos, de nuevo en forma de cuerda y teclados están perfectamente integrados con los pasajes más blackers.

Angrboda empieza a cañón con sus voces siniestras pero de nuevo experimentando con ambientes y texturas misteriosas. Aquí además hay una parte que me recuerda mucho a Celestite porque suena a cósmico pero trayendo a la vez ese amor por la naturaleza tan presente. Muy buena la parte final, más lenta pero no por ello menos oscura y tenebrosa.

Mother Owl, Father Ocean es un interludio barroco donde aparecen esas voces femeninas de coro de cámara de nuevo y nos sirven de introducción al siguiente tema,un magnífico Fires Roar In The Palace Of The Moon, la canción más épica de todo el disco, un broche de oro para cerrar con un tema largo y denso, donde la banda pone toda la carne en el asador a base de ritmos galopantes, guitarras saturadas y unas melodías solemnes que engrandecen el conjunto.

Una gran noticia que Wolves In The Throne Room vuelvan por todo lo alto haciendo lo que mejor saben. Mirad el vídeo, ya solo por esa guitarra en forma de flecha vale la pena! Disfrutad malditos.

-Lo mejor: Esa sensación de regreso.
-Lo peor: En algunas ocasiones ha apostado por lo seguro.

NOTA: 8

Tracklist:

1. Born From The Serpent´s Eye (09:36)
2. The Old Ones Are With Us (08:38)
3. Angrboda (10:03)
4. Mother Owl, Father Ocean (02:34)
5. Fire Roar In The Palace Of The Moon (11:30)


martes, 21 de noviembre de 2017

Leprous - Malina

Metal/Rock progresivo

Muchas ganas tenía de escuchar lo nuevo de Leprous, pero también algo de miedo. Si bien los adelantos me habían gustado no me habían dicho gran cosa. Y es que su anterior disco, The Congregation me encadiló y me pareció una propuesta muy interesante que llevaba el sonido de la banda un paso más allá y hacía una nueva reinvención. Mis temores hacía este nuevo álbum se debían a que según declaraciones del propio grupo la dirección se iba a mover hacía un rock algo más convencional.

Una vez sumergido en Malina mis temores se disiparon y de nuevo volvemos a tener una nueva joya, de nuevo otro álbum único en la carrera de Leprous, distinto a los anteriores, y lo más difícil es que el grupo vuelve a reinventar su sonido. Primeramente la distorsión de las guitarras vuelve a bajar (ya lo hacía en The Congregation) y aunque no suenan limpias, podríamos decir que casi, y es aquí donde se aprecia esa parte más rock que ellos mismo decían. Por otra parte han introducido arreglos de cuerda y orquestales en muchos temas dándoles un sabor clásico que se funde perfectamente con las estructuras y ritmos tan originales que ya son marca de la casa. Esos ritmos math vuelven a estar muy presentes pero aquí los he notado más cómodos, como si ya  les resultara fácil desenvolverse en ellos.

Hay menos metal si, es evidente, pero hay más carga de progresivo, se nota ya desde el primer tema, un genial Bonneville, que va despertando poco a poco, empezando con unos armónicos de guitarras hasta que el tema se desarrolla en un genial estribillo. Vaya estribillos que tenemos aquí señores, Stuck, uno de los adelantos, aquí mejora mucho a la canción que habíamos escuchado, que estaba editada, y es donde aparecen esas partes orquestales que entre unos riffs de guitarras adictivos lo convierten en uno de los mejores temas.

De técnica y calidad van sobrados y lo demuestran en Captive, con esos ritmos rápidos y esas estructuras matemáticas que pueden parecer caóticas hasta que el oido se nos acostumbra; lo mismo ocurre en Coma, sin ninguna duda la canción más metalera de todo el disco sobre todo por los ritmos acelerados y esas guitarras vertiginosas. 

Avanzando también tenemos la parte más melódica del disco, como la canción que da título al disco, donde Einar brilla con su registro operístico, aquí más presente que nunca, mucho más que en disco anteriores. The Last Milestone se despide de nosotros en un tema triste, donde solo la voz de Einar y las cuerdas le dan esa especie de aire a requiem, a decadencia.

Otro discazo, que estará en mi lista de lo mejor del año y donde Leprous vuelve una vez más a reinventarse, siguiendo su evolución y ascendiendo hacía el trono del progresivo, si es que este existe.

-Lo mejor: De nuevo han conseguido no estancarse.
-Lo peor: Me gustan ya tanto que poco malo les encuentro.

NOTA: 9

Tracklist:

1.Bonneville (05:25)
2. Stuck (=6:49)
3. From The Flame (03:51)
4.Captive (03:43)
5. Illuminate (04:21)
6.Leashes (04:09)
7.Mirage (06:48)
8. Malina (06:15)
9. Coma (03:55)
10. The Weight Of Disaster (06:01)
11. The Last Milestone (07:30)




martes, 3 de octubre de 2017

Chelsea Wolfe - "Hiss Spun"

Dark 

"Reinventando la oscuridad"

Si alguien me dijera que disco me hubiera gustado reseñar en este blog que no hubiera hecho, uno de esos discos sería Abyss, la anterior maravilla de Chelsea Wolfe. Descubrí a Chelsea Wolfe con Pain Is Beauty, disco que precedía a Abyss, y aunque me gustó tampoco fue como para alucinarme. Sin embargo con Abyss la cosa cambió, un disco lleno de oscuridad, desolación y desesperanza, que jugaba con sonidos industriales, atmósferas opresivas y ritmos tenebrosos, todo acompañando a la susurrada voz de Wolfe. Nada en ese disco tiene desperdicio, cada canción tiene su sentimiento y es precisamente un canto que te dirige al abismo.

Sabemos que muchas veces después de que un artista dé la campanada sus posteriores discos al no causar ya tanta sorpresa, ya nos acostumbramos y no nos impacte tanto como la primera vez. Después de un éxito, que camino seguir, optar por la misma senda y apostar sobre seguro o reinventarnos de nuevo una vez más para no repetir los mismos esquemas. La realidad es que no hay ciencia exacta para este dilema.

Chelsea Wolfe ha optado por dar un paso de manera inteligente, me daba la sensación sobre todo con Pain Is Beauty que parecía no decantarse por un estilo en concreto y por eso a pesar de que muchas canciones eran buenas iba tocando un palo y otro sin determinar su propio estilo. Abyss por eso sonaba más sólido, más seguro y más capaz de sus propias posibilidades. Con esta nueva entrega se percibe esa seguridad, esa confianza de que el riesgo tomado la abrirá muchos caminos. Los metaleros la queremos con nosotros.

Con Hiss Spun la música de Chelsea Wolfe se vuelve más oscura que nunca, más ruidosa y a la misma vez más experimental. Es el disco más cargado de distorsión de guitarras hasta ahora en su carrera y eso hace que en ocasiones algunas lleguen a acercarse el post-metal o al doom. Más que nada en concepto y en las estructuras que siguen que en centrarse en la contundencia.

Spun, el primer tema, abre ya con un acople de guitarra y un bajo potente que sigue un ritmo casi marcial. La voz de Chelsea suena aguda y tenebrosa, donde dibuja junto con una guitarra solista la cual hace una extraña melodía que consiga crear un ambiente de pesadilla gótica. 16 Psyche fue el primer adelanto donde ya apreciamos que las guitarras iban a estar muy presentes con ese arpegio de guitarra que será muy difícil sacárnoslo de la memoria.

Vex es uno de los temas que más sorprenden, corto pero intenso, volviendo a inundar de oscuridad experimental todo el ambiente y volarnos la cabeza al final con las voces guturales de Aaron Turner. Strain es un interludio que podría estar perfectamente en una película de David Lynch acompañando a sus siempre inquietantes imágenes. Esta da paso a otro de los temas más interesantes del disco que puede recordar un poco a los aparecidos en Abyss y que parece que vaya a moverse por texturas calmadas hasta que casi al final unos bizarros ritmos de batería y sonidos no se si muy bien de guitarras vuelven a descolocar.

Particle Flux es de combustión lenta, va subiendo poco a poco en intensidad hasta que se vuelve rápida, otra vuelta de tuerca que de nuevo no te esperas, con las guitarras a tope de distorsión de nuevo. Que maravilla de composiciones, todas tienen algo que rompen con la canción en un momento dado. Con Twin Fawn de nuevo lo mismo, parece una balada calmada y pausada que quedara de nuevo en eso y ya está; pero no, una vez más las guitarras de carácter ruidista vuelven a aparecer y llevan la canción a convertirla en otra cosa que ya nada tiene que ver, atentos de nuevo a un final espectacular.

Cierto aire a Pain Is Beauty con algo de electrónica encontramos en Offering, esta vez si una canción más sencilla pero con unas preciosas melodías vocales, que me recuerda también a Nine Inch Nails y que hace que sea una de las canciones más tatareables, aspecto que no tienen las otras. Otra siniestra línea de guitarra de nuevo nos introduce otra vez en una larga caida en Static Hum con Chelsea casi susurrando dejando que el aire se vaya volviendo asfixiante.

Llegamos al final con Welt, otro interludio podría decirse, donde unas tenebrosas notas de piano acompañan a la voz cargada de eco de Chelsea. Two Spirit suena a amarga despedida con unos acordes de guitarra acústica, una dark-ballad que de nuevo en su parte final, los acoples y la distorsión cargan el ambiente, saturándolo  y retorciéndolo. Scrape, la última canción empieza con extraños sonidos y la voz de Chelsea se vuelve algo más profunda en ocasiones mientras que en otras suena muy aguda, casi enfermiza y nos deja descolodados ante la nueva joya que hemos escuchado.

Hablar de Hiss Spun pregúntandonos si supera a Abyss sería equivocarnos ya que esto es otra cosa. Cada disco tiene ahora algo que me atrae. Pain Is Beauty es distinto a Abyss y con la perspectiva del tiempo convierten a este primero en un disco muy interesente, que ha mejorado con el paso de los años. Abyss fue una apuesta de lleno por la oscuridad, rico en ambientes oscuros y texturas lentas. Hiss Spun es tenebroso, amenazante y opresivo, cargado de sonidos saturados y que apuesta con coquetear con influencias que se encuentran en el metal. Una reinvención que convierte a Chelsea Wolfe en lo que siempre quisimos que fuera pero que parecía no llegar.

-Lo mejor: Los cambios rupturistas en cada canción.
-Lo peor: El cambio hacía sonidos más radicales no gustará a todos.

NOTA: 8

Tracklist:

1. Spun (05:29)
2. 16 Psyche (04:19)
3. Vex (03:02)
4. Strain (01:14)
5. The Culling (06:01)
6. Particle Flux (04:53)
7. Twin Fawn (06:07)
8. Offering (02:50)
9. Static Hum (04:21)
10. Welt (01:55)
11. Two Spirit (05:04)
12. Scrape (03:04)




viernes, 25 de agosto de 2017

Paradise Lost - "Medusa"



Gothic/Doom

Vista ahora con perspectiva, la carrera de Paradise Lost ha pasado se aprecia muy interesante; empezando por una banda que reinventó el género doom y gothic hasta ir abriéndose a caminos más accesibles hasta llegar a convertirse en un grupo de música electrónica para luego poco a poco ir endureciendo su sonido hasta llegar de nuevo a sus inicios más oscuros. No diré que Paradise Lost suena ahora exactamente igual que lo hacían en álbumes como Lost Paradise o Gothic pero si que miran directamente a sus comienzos y es en esos primeros discos donde encontramos a los Paradise Lost que más se les asemejan.

Ritmos lentos, riffs pesados y guitarras que dibujan melodías desoladoras, mientras la voz de Nick Holmes escupe sus guturales y solo muy de vez en cuando nos regala sus registros más limpios. Un Holmes que ha mejorado en los guturales con respecto al anterior The Plague Within donde hay momentos en que la verdad lo da todo y aunque ya no suene como en sus inicios hace un papel más que digno.

Metiéndonos de lleno ya en el disco, este comienza con Fearless Sky, que se convierte en un perfecto resumen de lo que contendrá, esa lentitud de antaño, las reconocibles melodías de la guitarra de  Mackintosh y un ambiente muy oscuro. Aunque no sea lo que predomina, algunos temas son algo más rápidos, como From The Gallows, donde la distorsión de las guitarras me suenan muy parecidas al otro proyecto del guitarrista, Vallenfyre, grupos que cada vez se parecen más entre sí.

Temas más directos y otros de corte más elaborado, como el adelanto que ya habíamos escuchado, The Longest Winter, que ya nos hacía intuir que este disco iba a ser aún más extremo que el anterior sobre todo por decantarse por ese sonido más doom tan olvidado. Medusa, el tema que da título a esta obra es también largo, con guitarras que parecen arrastrarse por el fango, notas tenebrosas de piano y un gran estribillo.

Según mis gustos el disco se hace un poco monótono, por centrarse demasiado a mi modo de ver en los parámetros del doom, sin salirse de ellos, a pesar de que lo hagan como nadie y también quizás porque sea de los menos arriesgados de toda la carrera de Paradise Lost, sonando totalmente continuista con respecto al anterior. Eso sí, para todos los que alguna vez echasteis de menos el regreso de las voces guturales y los Paradise Lost más extremos disfrutareis con esta segunda juventud.

-Lo mejor: Sigue siendo curioso ver a unos Paradise Lost tan extremos.
-Lo peor: Demasiado homogéneo.

NOTA: 7

Tracklist:

1. Fearless Sky (08:30)
2. Gods Of Ancient (05:50)
3. From The Gallows (03:41)
4. The Longest Winter (04:33)
5. Medusa (06:20)
6. No Passage For The Dead (04:16)
7. Blood & Chaos (03:51)
8. Until The Grave (05:41)